Colorlens Colombia

Es probable que alguien te haya recomendado usar gafas con lentes con filtro de luz luego de ver que pasas muchas horas al día frente a la pantalla de tu computador o celular. Si trabajas frente a dispositivos electrónicos o tu estudio te obliga a permanecer largas jornadas con estos, debes haber percibido que te ocasionan irritación o fatiga ocular al terminar tu jornada, ocasionado que te cueste conciliar el sueño. La solución actual que se ha implementado para reducir el nivel de exposición a la luz azul que emiten las pantallas de los dispositivos electrónicos son los lentes con filtro de luz azul.

¿Qué son los lentes con filtro de luz azul?

Este tipo de lentes son normales y sin ningún tipo de graduación. Son lentes con un filtro especial que bloquea del 20 al 30 % de la radiación azul que emiten las pantallas de los dispositivos electrónicos. Este bloqueo se puede lograr mediante un filtro añadido al vidrio del lente (interno) o gracias a una capa que se ubica en la superficie externa de los lentes; la primera es la más recomendada, ya que, al ubicarse por dentro el filtro, se alarga su vida útil.

La iluminación led de las pantallas permite ver lo que en esta se muestra, es decir, leer, ver videos, trabajar, etc., en entornos donde hay ausencia de luz sin fatigar la vista, pero, esto tiene un problema: ese efecto de luz natural se consigue con una iluminación rica en radiación con longitudes de onda que entran dentro del espectro azul (recuerda que la luz blanca es la suma de luces de los siete colores del arco iris).


¿Qué riesgos para la ojos implica este tipo de luz azul?

Se ha demostrado que la luz azul afecta el ritmo circadiano, encargado de controlar nuestro ciclo normal de sueño y vigilia. Por ello, si hacemos uso de iluminación con predominio del espectro azul durante la noche veremos mejor que con una luz con predominio amarillo, pero es probable que esto nos imposibilite conciliar el sueño, además, de hacer que aparezcan las afecciones que relatamos líneas atrás, en especial, si estamos en contacto con estos dispositivos hasta antes de irnos a dormir.

La solución más sencilla para evitar esto es usar durante la noche y el día gafas con lentes que nos permitan ver bien, con nitidez, pero que filtren ese exceso de luz azul que emite el brillo de todos nuestros computadores y celulares. Con lentes con filtro de luz azul no forzaremos la vista, pues seguiremos disfrutando de una correcta iluminación, pero evitaremos los efectos adversos en nuestro reloj biológico y ojos, que nos podrán indicar cuándo es hora de irse a dormir.

 

¿Cuándo es necesario usar lentes con filtro de luz azul?

La luz azul no es mala todo el tiempo. La luz solar es rica en luz azul y no por ello nos hace daño, otra cosa diferente ya son las radiaciones ultravioleta. Ten en cuenta que el filtro de luz azul de las gafas funciona en un rango del espectro visible y no protege de las radiaciones ultravioletas.

Durante el día deberías proteger tus ojos con gafas de sol con protección UV y, adicionalmente, polarizadas, al menos en los días con mucha intensidad lumínica. Pregunta en tu óptica, pues hay gafas de sol que te pueden proteger bien sin quitarte luz cuando no te encuentras bajo el sol. Esto deberías hacerlo para preservar la salud de tus ojos a largo plazo, pero el recibir luz azul durante las horas de luz solar es lo más natural del mundo, incluso es recomendable para que, de nuevo, tus ritmos circadianos no se vean alterados si pasas el día en un edificio con iluminación artificial.

Por ello, es por la noche cuando conviene usar gafas con filtro de luz azul si tu jornada de estudio o trabajo termina tarde o si te gusta navegar por internet hasta antes de irte a la cama. Si eres aficionado a los videojuegos, puedes elegir entre los lentes con filtro de luz azul y otro tipo de gafas, para gamers, que aumentan la nitidez de la imagen de la pantalla sin que tu vista tenga que hacer más esfuerzo para enfocar mejor.

 

¿Debo usar lentes con filtro de luz azul?

Si no notas problemas de sueño o fatiga visual al irte a dormir, o si tus hábitos nocturnos se basan en leer un libro en formato físico con la iluminación de una lámpara u otras actividades que no implican estar en frente de una pantalla, no vas a notar una mejora en la calidad de vida por usar este tipo de lentes. Aunque, si por el contrario, notas cansancio en los ojos cada vez más constante, los sientes irritados, tienes problemas para dormir o, simplemente deseas proteger tus ojos para mejor tu calidad de vida, puedes averiguar en tu óptica de confianza para conseguirte un par de este tipo de lentes.

Para finalizar, los lentes que filtran la luz azul son una opción para gente muy expuesta a este tipo de luz en horas en las que no es natural: largas jornadas en frente de computadores, televisores o teléfonos celulares. Unas gafas con estos lentes evitarán alteraciones de tu ritmo circadiano y agregará una capa extra de protección para tus ojos. Estas alteraciones se deben a que la luz blanca de los leds y de muchos dispositivos electrónicos, como los lectores de libros y pantallas de otros dispositivos, es tan parecida a la luz solar, que engaña a nuestro cerebro y lo inhibe en la segregación de melatonina en horas en las que debería hacerlo, porque piensa que sigue siendo de día. No es aconsejable usar este tipo de gafas durante las horas de luz solar natural y, muy importante, el filtro azul bloquea solo una parte de radiación que pertenece al espectro visible, pero no es capaz de filtrar las radiaciones ultravioletas. Durante el día, usa gafas de sol o tus lentes habituales con protección UV.